Bienvenido

Sé parte de esta gran comunidad de cine en México.

Ingresa los datos y crea una contraseña
Personaliza tu experiencia
¿Ya estás registrado?

Recordamos al gran cineasta mexicano Fernando de Fuentes a 61 años de su muerte.

Esta semana se cumplen, que no se festejan, 61 años de la muerte de uno de los más grandes cineastas mexicanos de la historia: Fernando de Fuentes.

Jarocho de nacimiento a fines del siglo XIX, de clase acomodada, su destino parecía muy alejado del cine. Cuando iniciaba la Revolución, estudió ingeniería y de paso filosofía en Estados Unidos. Fue secretario nada menos que de Venustiano Carranza y luego trabajó en la Embajada de México en Washington.

Intelectual (escribía en Excélsior, el gran periódico de la época), De Fuentes regresó a la Ciudad de México en los 20, donde entró a la industria como administrador de varios cines. Aunque no hubiera tenido tan exitosa carrera como director, le estaríamos siempre agradecidos porque él fue el que implementó la idea de poner subtítulos a las películas extranjeras cuando inició el cine parlante.

Fernando de fuentes, 1

Allá en el rancho grande – Cineteca Nacional

Sus inicios

El cine lo atrajo como un imán. Fue productor, asistente de dirección y en 1932, a los 37 años de edad, debutó como director. Al año siguiente alcanzó la cima con El Compadre Mendoza (1934), uno de los grandes filmes sobre la Revolución Mexicana, junto con la icónica Vámonos con Pancho Villa (1936), que dirigió dos años después.

Alejado de la mirada simplista idealista, que ha sido tan común en nuestra historia patria, plasmó un sentido trágico individual con un puntual trazo del contexto político. Junto con El Prisionero Trece (1933), que conforma su celebrada trilogía sobre la Revolución, desmitificó el movimiento armado.

El éxito

También realizó la ahora injustamente infravalorada El Fantasma del Convento (1934), una de las más eficaces películas de suspenso de nuestro cine. Pero fue Allá en el Rancho Grande (1936), con el entonces muy famoso ídolo cantante Tito Guízar y con Esther Fernández, la que le dio su gran éxito taquillero. De fuerte sabor popular, sigue resultando muy entretenida.

Ese éxito le permitió crear su propia compañía productora. Desde entonces se abocó a películas con gancho comercial, pero su innegable talento y su dominio narrativo se siguen mostrando en obras muy correctas y dignas como Doña Bárbara (1943) y Crimen y Castigo (1951), en las que adaptó a Rómulo Gallegos y a Dostoievski.

Fernando de fuentes, 2

Doña Bárbara – Filmofono S.A.

Fernando De Fuentes falleció el 4 de julio de 1958, a los 63 años de edad. Fue el primer gran cineasta mexicano en morir y ahora lo recordamos con emoción y gratitud.

Más sobre grandes cineastas mexicanos en Sector Cine:

Felipe Cazals: Mito, cine y verdad

Las 5 mejores películas de Fernando Soler

Videos

The Mandalorian trailer
Videos The Mandalorian: Tráiler
bomshell trailer subtitulado
Videos Bombshell: Primer tráiler
Videos Rambo, Last Blood: Tráiler
elite segunda temporada trailer
Videos Élite – Segunda temporada: Tráiler

Te puede interesar

Películas Zapata: El sueño de un héroe
Jurnee Smollett-Bell, Jermaine Williams, Denzel Whitaker, Nate Parker en una escena de la película El gran debate
Películas El gran debate
Un grupo de hombres afroamericanos en la película Malcolm X
Películas Malcolm X
Gary Oldman como Sid Vicious cantando en la película Sid y Nancy
Películas Sid y Nancy(1986)

Comentarios

Fernando de Fuentes: Uno de los grandes

10