Bienvenido

Sé parte de esta gran comunidad de cine en México.

Ingresa los datos y crea una contraseña
Personaliza tu experiencia
¿Ya estás registrado?

Felipe Cazals: mito, cine y verdad

Por: shuidobro Foto: 28. Jul. 2018
0

Celebramos el cumpleaños 81 del director mexicano con diez datos que comprueban porqué es uno de los directores más importantes del cine mexicano.

Por Sector Cine

 

El realizador mexicano Felipe Cazals es, sin lugar a dudas, uno de los cineastas más importantes de la cinematografía nacional.

Con más de 40 títulos en su filmografía como director y diversos reconocimientos a nivel internacional, este realizador crecido entre las butacas de los cines de su barrio y formado bajo la nueva corriente que permeaba en la Francia de los sesenta, ha representado la calidad en el quehacer fílmico con películas como Canoa, Las poquianchis y Los motivos de Luz.

Sin embargo, su desaparición de la silla del director desde hace seis años, o un sexenio para caer en la injusticia poética, ha hecho que su figura se difumine para las nuevas generaciones entre el cada vez más efectivo cine mexicano independiente. Por eso, y aprovechando su cumpleaños número 81, hemos recogido diez datos interesantes para conocer un poco más sobre su trabajo y que justifican el lugar que tiene dentro del cine en México.

Los motivos de Luz

El pasado francés de un director mexicano

El director, registrado como Felipe Francisco Enrique Cazals Siena en Zapopan Jalisco, siempre ha recibido una especial influencia francesa, especialmente por el origen de sus padres, el matrimonio Bourdelle, quienes escaparon de Francia en la primera mitad del siglo XX. Tras estudiar en el Liceo Franco-Mexicano y rechazar su ingreso a la Universidad Militar Latino Americana (UMLA), Cazals viajó a Francia para estudiar cine en el IDHEC (Institut des Hautes Études Cinématographiques) en Paris. Ahí filmaría sus primeros proyectos, levemente influenciados por la nouvelle vague.

Cazals y el documental

No sería arriesgado afirmar que una de las grandes pasiones que siempre ha perseguido a Cazals es el cine documental, género que abordaron sus primeros trabajos. A su regreso de Paris, el realizador se incorporó al equipo de producción del programa de televisión La hora de Bellas Artes, donde realizó los cortometrajes Que se callen…, Mariana Alcoforado, Leonora Carrington o el sortilegio irónico, La otra guerra y Alfonso Reyes. Aún después de alcanzar el reconocimiento internacional, el cineasta ha regresado al documental constantemente, con trabajos como Los que viven donde el viento sopla suave, de 1974; Centenario, de 1985; Testimonios de la revolución, de 1986 y Digna: Hasta el último aliento, basado en la historia de la abogada Digna Ochoa, en 2004.

Director asistente en plena olimpiada

Después de su trabajo en la televisión, Cazals buscó relacionarse en el mundo del cine en nuestro país. Después del estreno de su película La manzana de la discordia, el director trabajó bajo las órdenes de Alberto Isaac en el documental Olimpiada en México, un recuento visual a los Juegos Olímpicos de México en 1968. Durante su trabajo en el filme nominado al Oscar a Mejor Documental (1970), Cazals trabajó como director asistente, junto a personalidades destacadas del cine como Paul Leduc y Rafael Corkidi.

Las poquianchis

La unión con Ripstein

Ya instalado en la producción en nuestro país, Cazals se reunió con un grupo de amigos y colegas para formar el grupo Cine Independiente de México, con la que buscaban apoyar la realización de cine experimental en nuestro país. De la colaboración con ese colectivo, donde también participaba Arturo Ripstein, se desprendieron títulos como Familaridades y La hora de los niños, dirigida por el también responsable de Principio y fin.

El Oso de Plata

En 1976, Cazals haría historia al convertirse en el primer director mexicano y solo el segundo compatriota que era reconocido en el Festival de Cine de Berlín (el primero fue Pedro Infante, galardonado con el premio a Mejor Actor por Tizoc). Gracias a su película Canoa, que cuenta la historia de cinco jóvenes que son confundidos por radicales comunistas por el enardecido y paranoico pueblo de San Miguel Canoa, Cazals fue reconocido con el Oso de Plata al Premio Especial del Jurado.

El impulso estatal a su obra

Cabe señalar que Cazals fue uno de los directores de cine independiente que lograron formar una productiva alianza con diversas instituciones de gobierno. Bajo este cobijo económico, el cineasta pudo filmar algunas de sus películas más reconocidas como, la ya mencionada Canoa, El apando y Las poquianchis, las tres producidas en un lapso menor a dos años.

Canoa

Cazals y la historia

Otro de los aspectos a destacar en la filmografía del director es su cercanía con ciertos personajes relevantes en la historia y la cultura mexicanas. Además de los trabajos ya mencionados en esta entrada, Cazals llevó al cine la vida de Emiliano Zapata, en una superproducción de 1970 protagonizada por Antonio Aguilar; La Güera Rodríguez, encarnada por Fanny Cano; en el filme de 1977; la filicida Elvira Luz Cruz en Los motivos de Luz de 1985; el sacerdote Eusebio Kino en Kino de 1991 y Pancho Villa en Chicogrande de 2010, filme con el que el cineasta se sumó a los festejos por el centenario de la Revolución Mexicana.

El Ariel de Plata

En 1980, Cazals conquistó el Ariel con su película apocalíptica El año de la peste, recibiendo los premios a Mejor Película y Mejor Dirección. Cuatro años después repetiría tales galardones con Bajo la Metralla. Su gran regreso a los premios más importantes del cine mexicano se daría hasta 2005, cuando gana el Ariel a Mejor Documental por Digna: Hasta el último aliento. Su último Ariel a Mejor Dirección, el tercero que ganó en su carrera, lo recibió en 2006 por su película Las vueltas del citrillo, por la que también ganó el premio al Mejor Guión.

El rechazo a una ganadora en San Sebastián

Resulta curioso que, las películas de Cazals que resultaron ser alabadas internacionalmente son repudiadas por la comunidad artística nacional. En 1976, la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas le negó una nominación al director en su categoría y se rindió en la categoría principal por Actas de Marusia, dejando atrás a su única competidora, Canoa. En 1986 pasó un caso similar cuando Veneno para las hadas de Carlos Enrique Taboada recibió los premios a Mejor Película y Mejor Dirección frente a Los motivos de Luz, filme  de Cazals protagonizado por Patricia Reyes Spíndola que meses antes había sido reconocida con la Concha de Oro a Mejor Dirección del Festival de Cine de San Sebastián, convirtiéndose en el primer mexicano que conquistó dicho premio (Fernando Eimbcke lo ganó en 2013 por Club Sándwich). No cabe duda de que nadie es profeta en su tierra…

Ciudadano Buelna

El ciudadano Cazals

En 2012, el Felipe Cazals abandonó la escena cinematográfica comercial en México tras el estreno de Ciudadano Buelna, retrato de la vida del ciudadano ejemplar postrevolucionario Rafael Buelna, interpretado por Sebastián Zurita. Desde entonces, el maestro no ha vuelto a dirigir.

 

¿Conoces algún dato que hayamos olvidado?

Videos

monica vargas celis productora
Videos Los productores: Mónica Vargas Célis
bad boys for life trailer
Videos Bad Boys for Life: Tráiler
como si fuera la primera vez elenco
Videos Como si fuera la primera vez… con el elenco
birds of prey trailer
Videos Birds of Prey: Teaser tráiler

Te puede interesar

cine mexicano 2000
Noticias El cine mexicano en los años 2000
jojo rabbit toronto
Noticias Festival de Cine de Toronto 2019: Jojo Rabbit gana al público
cine mexicano en los años 80
Noticias El cine mexicano en los años 80
joaquin cosio the suicide squad
Noticias Joaquín Cosío se suma al elenco de The Suicide Squad

Comentarios

Felipe Cazals: mito, cine y verdad

10