Bienvenido

Sé parte de esta gran comunidad de cine en México.

Ingresa los datos y crea una contraseña
Personaliza tu experiencia
¿Ya estás registrado?

Entrevista con Ludovic Bonlieux, director de “Guerrero”´

Por: Foto: 02. Jul. 2018
0

Una de las propuestas mexicanas más intensas de la temporada acaba de llegar a las pantallas. Arantxa Luna platicó con su director acerca de violencia, memoria y la empatía con las historias ajenas.

Por Arantxa Luna @holasoyarantxa_

Ambulante Presenta

Tu filmografía tiene una inclinación hacia temas de políticos y de resistencia social muy fuertes, ¿cómo empezó ese interés?

Siempre me ha interesado el tema de los derechos humanos y en los asuntos políticos, creo que es algo normal que en mi cine sigan presentes esos temas. Además, el documental es una observación de los problemas sociales, es decir, una especie de registro.

¿Por qué Guerrero? ¿Qué quiere contar tu trabajo al hacer una serie de obras enfocadas en este estado?

Empecé a interesarme en el estado en el 2002, en ese entonces me llamó la atención que había mucha violencia política y muy pocas personas hablaban de este contexto. Así que tuve un primer acercamiento con un trabajo fotográfico y después de esto, una cosa llevó a la otra, y entró en acción la Fiscalía Especial para Movimientos Sociales y Políticos del Pasado (FEMOSPP), que iba a juzgar los crimines de la llamada “Guerra sucia.” En esa época asesinaron a un testigo de esa fiscalía, Zacarias Barrientos, y entonces decidí hacer un documental sobre él: El crimen de Zacarias Barrientos. Mientras estaba haciendo ese documental, la guerra del narco en Acapulco repuntó y empecé otro proyecto que contrapusiera el esplendor del Acapulco de los 60 y el actual. Después de esto, vino Ayotzinapa y me puse a registrar lo que estaba pasando porque era un momento, a finales del 2014, en el que se sentía una rebelión en el estado de Guerrero: la gente bloqueaba las carreteras, tomaba los palacios municipales y estaba en busca de sus desaparecidos porque habían perdido el miedo. Toda esta atmosfera fue el punto de partida para Guerrero.

Te apoyaste en el trabajo y la experiencia de fotógrafos como Pedro Pardo, ¿por qué no hacer más trabajo fotográfico y sí uno audiovisual?

Hacer un audiovisual es algo que quería, pero no había estudiado cine, había estudiado historia en Francia y llegué a México en 1998, quería cambiar de vida mediante experiencias fuertes. En el país descubrí muchas cosas a las que me acerqué por medio de la fotografía, pero creo que no era suficiente para mí. Yo quería hacer cine. Aprendí a manejar el encuadre con la foto fija y luego pasé a la imagen en movimiento. En el audiovisual me siento más a gusto para contar una historia.

Ambulante Presenta

¿Cómo fue trabajar en una zona, literalmente, de guerra? ¿De qué recursos te valiste?

Para Guerrero estuve filmando alrededor de dos años, de 2014 a 2016. Y al mismo tiempo iba editando, más o menos durante un año. El proceso de producción total fue de dos años y tres meses. El acercamiento fue que me acerqué con los grupos de la sociedad civil, las organizaciones: las policías comunitarias en Patillas, las que están en búsqueda de sus familiares en Iguala y los maestros en Tlapa. En cada uno buscamos una persona que podría ser el enlace, una persona representativa de ese grupo, que aceptara colaborar pero que, sobre todo, fuera de la base porque yo quería ciudadanos comunes que se volvieron activistas. Ya, estando con la gente, interactuando con ella, nos pusimos en contacto con Mario, Conni y Juan. Los tres son gente muy comprometida pero que también nos pueden hablar de su lucha y tomar distancia de lo que nos está diciendo.

Lo que pasa en el estado de Guerrero es una guerra que no dice su nombre, y para trabajar en este ambiente es muy estresante pero también uno sabe que vamos a encontrar ahí. Lo importante es tomar medidas de seguridad, solo con un equipo. Esas medidas de seguridad son, esencialmente, ser protegidos por el grupo con el que se está trabajando. Una relación de confianza que se va construyendo. Otra forma de armar una red de seguridad es con los periodistas locales porque ellos saben perfectamente la situación que los rodea, aunque sea muy cambiante.

Después de todo el tiempo de filmación, ¿cómo fue el proceso de conformación de guión del documental? ¿Cómo fue descartar y acomodar un mundo tan basto y tan doloroso como lo que se vive en Guerrero? ¿Por qué estos tres personajes?

Todo surgió de manera muy rápida. Tenía una secuencia con cada uno y era muy claro que ellos tenían que contar esta historia. Lo que siguió fue seguirlos y grabar todo, esperando que la realidad se encargue de generar escenas, como pasó. Tuve la suerte de tener el apoyo de Bambú Audiovisual, y gracias a ellos se pudieron conformar varios crews que se dividieron en grupos de trabajo durante las elecciones de junio 2015. Yo estaba en Tlapa, otro en Petaquillas, otro en Coyuca, y otro en Iguala. Todo esto permitió una edición alterna durante las elecciones. Después empecé a editar con Pedro G. García y sólo regresábamos para cosas muy especificas que aún nos faltaban, pero sin hacer tantas tomas como antes.

Con el tema latente de Ayotzinapa, ¿por qué decidiste no enfocarte sólo en ese tema? ¿Crees que había más posibilidades de alcance si hablabas desde una mirada más “general”?

Pasó la desaparición de los estudiantes de Ayotzinapa y mucha gente fue a grabar a los papás o grabar directamente sobre el caso. Hoy en día hay al menos tres documentales sobre eso. En mi caso, no me gusta estar en donde hay muchas cámaras, prefiero encontrar una historia a lado porque para mí es otra manera de contar la Historia, y tal vez, espero, desde más adentro de la sociedad guerrerense. En general puedo decir que Guerrero es complementario, Ayotzinapa está ahí, pero es el contexto, además, me gustan mucho esos momentos como cuando, por ejemplo, Mario, que busca a su hermano desaparecido, está en una reunión con algunos padres de los estudiantes de Ayotzinapa y les dice “Yo no busco a sus hijos, pero en mi camino los puedo encontrar”, para mí es muy interesante porque son escenas que no pasan mucho. 

Ambulante Presenta

¿Qué alcances crees que debe tener el documental? ¿Consideras que debe existir un trasfondo político y social y hasta de compromiso con la comunidad? ¿Cómo tomar distancia ante la crueldad?

No necesariamente. Al menos yo espero no hacer documentales sobre movimientos sociales toda la vida; sin embargo, creo que todo lo que hacemos es político. Siempre que hay un punto de vista diferente sobre el mundo, sea lo que sea, es esencialmente político.

Docus como el tuyo y el también recientemente estrenado Ayotzinapa, el paso de la tortuga, incluso de años anteriores como Tempestad, de Tatiana Huezo, y La libertad del diablo, de Everardo González, son materiales audiovisuales contundentes y necesarios, pero ¿consideras que es poca la producción nacional sobre estos temas?

Todos esos documentales que se citan son testigos de su época y por eso existen, más bien creo que lo ideal es que no se hicieran ese tipo de obras. Siempre se pueden pedir mejoras para la producción, pero en México el IMCINE tiene un gran papel que no hay en otros países. En Francia, el CNC (Centro Nacional de Cine e Imágenes Animadas, por sus siglas en francés, no puede ofrecer la misma libertad a los directores.

Se están haciendo más documentales, cada uno contribuye al entendimiento de la gente sobre lo que está pasando, a la par de muchas obras periodísticas, todo se hace para generar empatía. En este sentido, creo que lo que venga es muy enriquecedor para la cinematografía. Para entender lo que está pasando en México podemos empezar por esas historias.

Hablas de generar empatía entre la población, ¿sabes el número de copias con las que va a salir Guerrero para su exhibición?

Creo que el número de copias no es muy importante porque van a ir de lugar en lugar. Son unas 10 copias, pero la originalidad para el estreno de Guerrero es que además de poder verlo en salas independientes como Cineteca Nacional, se podrá también organizar proyecciones comunitarias a través de Ambulante Presenta: la gente puede inscribirse en el sitio de Ambulante y organizar una proyección pública en su universidad, en su comunidad, en su colonia. Es una manera de que la gente organice cosas en lugares en donde no hay cines y así generar debate y reconstruir un lazo social que tanto nos hace falta. También la gente que no puede ir a cines lo podrá ver en la plataforma de FilminLatino. Me gusta toda la idea porque no estamos en un lógica taquillera, la idea es que la gente vea el documental y lo use, lo retome. En el mismo documental aparecen muchas asambleas y gente intenta organizarse y tal vez lo que nos hace falta hoy en día es eso, conocernos, intercambiar y cuidarnos unos a los otros.

Cineteca Nacional

Videos

DOS VECES TÚ ENTREVISTA
Videos Dos veces tú: ¿Cambiar de vida con otra persona?
y como es el trailer
Videos ¿Y cómo es él?: Tráiler
joaquin phoenix peliculas
Videos Joaquin Phoenix en el cine
jaime camil sandra echeverria loco por ti
Videos ¿En qué se parecen Joker y Loco por ti?

Te puede interesar

películas sobre perros
Noticias 10 películas sobre la relación entre perros y humanos
harrison ford poster firmado
Noticias ¿Cómo fue para Harrison Ford trabajar con un perro CGI en El llamado salvaje?
Roberto Gomez Bolaños películas
Noticias Roberto Gómez Bolaños ‘Chespirito’ en cinco películas
series basadas en hechos reales
Noticias 10 series de televisión basadas en hechos reales

Comentarios

Entrevista con Ludovic Bonlieux, director de “Guerrero”´

10