Bienvenido

Sé parte de esta gran comunidad de cine en México.

Ingresa los datos y crea una contraseña
Personaliza tu experiencia
¿Ya estás registrado?
eduardo sacheri entrevista

Eduardo Sacheri: La mente tras El secreto de sus ojos

Por: Foto: Twitter 09. Mar. 2020
0

El escritor argentino Eduardo Sacheri habla sobre su nueva novela ‘Lo mucho que te amé’, el Óscar a ‘El secreto de sus ojos’ y una de sus grandes pasiones: el futbol.

Por Eduardo Sacheri entrevista Eduardo Sacheri entrevista Eduardo Sacheri entrevista Eduardo Sacheri entrevista Eduardo Sacheri entrevista Eduardo Sacheri entrevista Eduardo Sacheri entrevista Eduardo Sacheri entrevista Eduardo Sacheri entrevista Eduardo Sacheri entrevista

Eduardo Sacheri no solo es uno de los máximos referentes de la literatura argentina contemporánea, sino uno de los grandes exponentes del cine latinoamericano, tras escribir las novelas y los respectivos guiones de La odisea de los giles (2019); Papeles en el viento (2015); Metegol (2013) y El secreto de sus ojos (2009).

Esta última, dirigida por Juan José Campanella y protagonizad a por Ricardo Darín, fue especialmente relevante, tanto por su éxito a nivel mundial, como por el Óscar a Mejor Película Extranjera –actualmente Mejor Película Internacional– que terminó una sequía de 24 años sin victorias para el cine latinoamericano.

A 10 años del triunfo de la cinta argentina en los Premios de la Academia, hablamos con Eduardo Sacheri sobre lo que este momento significó en su carrera, la buena recepción de sus adaptaciones, su paso por el mundo de las series y sus aficiones literarias y futbolísticas.

Sector Cine (SC): La odisea de los giles, adaptación de La noche de la Usina, tuvo mucho éxito al ganar el Goya y ser seleccionada argentina en la carrera por el Óscar, ¿qué sensaciones te produjo esta respuesta?

Eduardo Sacheri (ES): La verdad me sentí como en las otras ocasiones: primero feliz de que hubiera un interés en hacer una película, luego extremadamente atareado en la labor que no es fácil, más allá que te lleves muy bien con el director, Sebastián Borensztein en este caso. Es muy duro, es difícil el trabajo. Y muy contento con el resultado final. La verdad, la película me parece que nos quedó muy linda. Me sentí satisfecho.

SC: ¿A qué atribuyes su buena aceptación?

ES: Siendo el cine un mundo tan colectivo, creo que he tenido suerte desde el primer caso con El secreto de sus ojos, que se acercara gente con fortalezas muy marcadas para poder hacerlo. Quiero decir, pongamos que la historia esté buena y no se consiguen buenos actores, o se consigue poco dinero para la parte técnica y para el plan de rodaje que uno tiene, la película se va debilitando. Por la inversa, yo siento que han quedado bien porque tienden a confluir personas inteligentes y con mucho respaldo profesional, entonces claro, suponte en La odisea de los giles, Ricardo Darín con su pequeña productora, pequeña porque va arrancando, me compra los derechos, convoca a Sebastián (Borensztein), trabajamos con él y eso es como una locomotora que empuja todo el tren. Un tren que puede ser pesado en cuanto a sus costos y complejidades, o funcionar muy bien.

la odisea de los giles

La odisea de los giles – Warner Bros. Pictures

SC: ¿Qué tan diferente fue trabajar con Borensztein en La odisea de los giles que con Juan José Campanella en El secreto de sus ojos y Metegol?

ES: Hay diferencias y hay similitudes. Tal vez una diferencia tiene que ver con el temperamento personal de cada uno. Los modos de interactuar: uno es más tranquilo, uno es más de ponerse tenso, uno es más humorístico, otro más enfocado y concentrado. Pero también hay similitudes: son dos perfeccionistas. Para mí, porque soy otro, somos tres entonces [ríe], esto de hasta el último momento estar buscando la mejor versión de cada cosa, eso lo tienen muy parecido.

SC: Se cumplieron diez años del Óscar de El secreto de sus ojos, ¿lo celebrarás de alguna manera?

ES: El 7. Una fecha inolvidable para mí, me acuerdo perfectamente fue el 7 de marzo. Es una fecha que no me voy a olvidar nunca. Pero no, no lo voy a festejar particularmente, o bueno mi manera de festejarlo será estar presentando Lo mucho que te amé, mi nueva novela, en Madrid y tiene que ver porque nada de mi carrera internacional, creo yo, hubiera podido ser si no hubiera sido por el Óscar. Por la película y por el Óscar. El éxito de la película (El secreto de sus ojos) indudablemente abrió puertas, pero lo que terminó de abrirlas de par en par fue el Óscar. Fíjate que han pasado diez años y todavía sigue un viento de cola que empuja felizmente mi carrera.

SC: Hay autores que no leen sus libros o actores que no ven sus películas, ¿ese es tu caso?

ES: En el momento, los libros los corrijo obsesivamente durante meses hasta entregarlos a la editorial. Las películas las veo varias veces en el cine, ¡varias eh!, porque me gusta esta sensación que los escritores no tenemos, que es poder ver en vivo las reacciones de la gente frente a lo que hemos hecho. No veo que cara ponen los lectores cuando me leen, pero sí puedo ver la cara, no solo ver la cara, sino escuchar las expresiones, las risas, los llantos, las exclamaciones, los aplausos de los espectadores cuando están viendo la película. Eso me encanta. Pero una vez pasado eso no vuelvo atrás porque claro, yo sigo viviendo, sigo cambiando y cambiaría cosas a esos libros y esas películas, y sería injusto porque los estaría juzgando una persona que ya es distinta a la que los escribió.

el secreto de tus ojos

El secreto de sus ojos – Warner Bros. Pictures

SC: Como autor, ¿es difícil visualizar una película más allá de lo que imaginabas mientras escribías?

ES: ¡Es que siempre va a ser distinta! No hay modo de que sea igual. Desde las locaciones, las caras de los actores… mis personajes son gente anónima, no tienen rostros de actores celebres.

SC: ¿Significa que ahora visualizas tus historias con el rostro de Ricardo Darín?

ES: Sí, porque la imagen se te impone. Aún a mí mismo se me impone la imagen. Entonces yo releo, que no lo hago, pero si releyera un pedazo de La noche de la Usina, sospecho que le pondría los rostros de los actores a mis propios personajes que nacieron sin ellos.

SC: Tu obra tiene elementos recurrentes que van del interés por las pequeñas historias a pasiones como el cine y el futbol. ¿Cuáles podemos esperar en tu nueva novela, Lo mucho que te amé?

ES: Creo que el de las personas pequeñas, que es el mundo que a mí me interesa, el de la gente de pie, en este caso explorando en profundidad sus sentimientos amorosos, pero sigue siendo gente común y corriente en este caso una generación antes de mi propia vida, pero con ese foco de poner el interés en personas comunes y ver lo extraordinario de vidas ordinarias que es lo que a mí me interesa en la vida y en mis libros.

SC: Lo mucho que te amé es tu primera novela protagonizada netamente por un personaje femenino, ¿cómo tomaste esta decisión?

ES: Creo que lo imponía un poco la propia historia que quería contar en el sentido que es una historia de amor difícil, compleja, peligrosa para sus protagonistas en cuanto a la censura moral de que puedan ser objeto, la mancha para su buen nombre y en ese sentido me parecía mucho más provechoso como personaje Ofelia que los hombres de la historia.

Como personaje era mucho más interesante por las tensiones a las que se veía sometida. Empecé escribiendo en tercera persona, muy centrado en Ofelia, pero en tercera persona, pero con el transcurso de los meses y meses de escritura, y precisamente los meses y meses de escritura te van llevando a que ese personaje [sea] cada vez más sólido, más integro, más firme.

Creo que hay un momento en que uno como autor verdaderamente empieza a ver el mundo desde ahí adentro, con esos ojos, ese cuerpo y esos sentimientos, hay un momento en que está dentro que es un momento muy dichoso de trabajo, te diré el único momento verdaderamente dichoso porque significa que uno está realmente en el centro del asunto y en esa transfiguración yo me empecé a sentir cómodamente Ofelia. Me animé a escribir en primera persona el tercio final de la novela y luego reescribí todo lo anterior de nuevo en primera persona.

eduardo sacheri lo mucho que te ame

Lo mucho que te amé – Editorial Alfaguara / Penguin Random House

SC: En los últimos años han sido muchos los cuestionamientos sobre si los hombres pueden abordar correctamente las historias femeninas…

ES: Podría preguntar a la vez cuántas mujeres han asumido voces masculinas al escribir y no ha habido problema con eso. Te doy otro ejemplo distinto: si mi protagonista es un anciano de 90 años, suponte, y yo escribo en primera persona, ¿soy un anciano de 90 años? No, soy un hombre maduro de 50, ¡y a nadie le llamaría la atención! ¿Por qué nos llama la atención el salto de género y no el salto cronológico? Yo creo que la ficción debe permitirnos la libertad y el ahondar sentimentalmente en búsqueda de lo esencial de las emociones humanas. Humanas. No humanas masculinas versus humanas femeninas o humanas heterosexuales versus humanas homosexuales por buscar cualquier caso.

SC: Tras el éxito de El secreto de sus ojos o La odisea de los giles, ¿hay planes para una adaptación de Lo mucho que te amé?

ES: No de momento porque, siempre cuando pienso en una historia, la pienso como libro y con los problemas propios de un libro. Si viene alguien del mundo del cine, un director una directora a decirme “Eduardo, leí Lo mucho que te amé y siento que ahí hay una película”, recién ahí me lo pondría a pensar, sinceramente. Me pasó con El secreto de sus ojos, con Papeles en el viento, con La noche de la Usina, ni me lo planteé hasta que no tuve ese interés. No me siento un experto en el mundo audiovisual. Siento que puedo colaborar con ese mundo desde mi propia formación como escritor, pero ese envión inicial de que aquí puede haber una película siento que no lo tengo que dar yo, entonces prefiero ni planteármelo.

SC: ¿Cuál fue tu mayor adversidad en estos tiempos de corrección política?

ES: La verdad que en algún momento supuse que, tal vez desde cierto feminismo, se me criticaría por asumir una voz femenina. Hasta ahora no me he enterado tal cosa. No sé si porque no me he enterado y debería [ríe] o porque no molestó, pero no me es ajena como inquietud este reinado de la corrección política, porque creo que hay ahí un riesgo para la creación artística. La creación artística necesita matices, grises, deslizamientos, provocaciones.

Claro no hay nada más alejado de la corrección política que la provocación. Entonces si la decisión final que vamos a tomar es para que nadie nos acuse de incorrectos, no vamos a provocar ni con la idea, ni con la sugerencia, ni con el matiz, ni con el humor, no sé si me interesa tanto vivir en ese mundo tan puritano y tan correcto, sinceramente.

metegol

Metegol – Universal Pictures

SC: Además de la literatura, tus pasiones incluyen la historia, el cine y el futbol. Hay quienes dicen que estos mundos son tan distintos que no pueden coexistir…

ES: Si me dicen que son mundos distintos les diría que sí, si me dicen que no pueden coexistir les diría que no. Creo que está bien que tengamos mundos múltiples, todas las personas somos muchas cosas, o mejor dicho, mejor si somos muchas cosas. Creo que cuando más diversa sea nuestra vida, más interesante se vuelve y a mí me encanta escribir libros y viajar por el mundo con ellos y estar aquí dialogando contigo, como me encantará el lunes iniciar las clases con mis alumnos de instituto secundaria que tienen que estudiar historia y toda esta otra parte de mí no tiene nada que ver. Y en medio el domingo llegaré a Buenos Aires y me iré con mis hijos a ver a Independiente al estadio y no tendrá nada que ver. Me gusta mucho esta diversidad.

SC: Hablando de futbol, ¿por qué hay tan pocas películas y series sobre este deporte?

ES: Alguna vez hablamos con Campanella de lo cinematográfico que es el box y lo poco cinematográfico que es el futbol. Por ahora sigue siendo difícil fingir futbol, creo que técnicamente empieza a ser más sencillo, pero todavía no es tan fácil fingirlo. Y creo que es una limitación importante. Tampoco creo que debamos forzar las cosas, quiero decir, tal vez el futbol, como otros ámbitos sociales, da para alguna ficción de vez en cuando. En España se hizo una serie de futbol, estuve en la primera temporada que es Todo por el juego (2018). En Netflix y creo que en Argentina hay una nueva serie de futbol que se llama Puerta 7 (2020) sobre los violentos del futbol, las barras bravas, digo como para pensar en dos series. Pero bueno, tal vez es difícil no parecerse demasiado a otra cosa hecha con anterioridad. La verdad no lo sé.

SC: Sin embargo, en los últimos años hemos visto muchos documentales en cine y televisión sobre futbolistas, que van de Sergio Ramos a Maradona…

ES: [Ríe] No soy un gran consumidor de este material, pero tampoco soy un gran lector de biografías deportivas, que es otro costado bastante fecundo en libros. Pero entiendo que sea porque el futbol es un fenómeno social, global, mediático que evidentemente vuelve tal vez extremadamente interesantes a sus protagonistas y pienso tal vez hoy en día mucha gente prefiere ver una biopic sobre un goleador y no sobre un político. Tal vez tenga que ver con dónde estamos depositando los seres humanos más fácilmente nuestra fe y dónde no la estamos depositando. No digo que sea una buena noticia [ríe].

eduardo sacheri todo por el juego

Todo por el juego – DirecTV

SC: Tras tu participación en Todo por el juego, ¿te planteaste dejar las novelas para dedicarte de lleno al guionismo?

ES: No. Me gusta hacerlo de vez en cuando, cómo decirte, yo siento que mi casa son los libros y el mundo audiovisual, sean largometrajes o series, es una casa donde me invitan a estar, me tratan muy bien, me gusta visitar y me gusta quedarme un tiempo, pero luego me gusta volver a mi casa. Y esa casa son los libros. Insisto: me gusta, me gusta hacerlo y me gusta que de vez en cuando surjan proyectos.

SC: Muchas de tus historias abordan el lado más romántico del deporte, ¿fue difícil tratar temas de corrupción?

ES: No, porque no vivo dentro de un frasco [ríe].Sé que mientras yo amo, otros lucran, que mientras soy ingenuo y honesto en mi pasión, hay otros que son deshonestos y hasta se sirven de mi ingenuidad para hacer sus negocios. Pero el futbol permite que convivan las dos cosas. Lo que sí estaría mal de mi parte sería negar, ignorar ese otro costado. Así que no, me gustó indagarlo y ficcionarlo, porque creo que el futbol es un fenómeno social complejo y entra todo lo humano como en cualquier otra esfera de la humanidad.

SC: En pleno auge de las series, ¿imaginas alguna de tus novelas adaptada a este formato?

ES: La verdad que no me lo imagino. Como te decía antes, si viene alguien que sepa del mundo audiovisual y me dice “tal cuento tuyo, tal novela nos la imaginamos como una serie”, “a ver bueno, por qué, cómo lo haríamos”, pero no lo puedo pensar a priori. Te diría más que por suerte, siempre estoy más pensando en mi próximo libro, que en hacer algo con lo que ya hice. Salvo, que insisto, venga una demanda desde ese mundo.

SC: ¿Podrías adelantar algo sobre tu próximo libro?

ES: Será una novela que, después de varias novelas en las que no, probablemente vuelva a rozar el mundo del futbol, tal vez por última vez. En el sentido que siento que ha sido un tema que he explorado mucho, en el que temo terminar repitiéndome como cualquier otro tema, pero que siento que por la edad que tengo, tal vez pueda escribir una vez más mientras me despido también como jugador. Con 52 ya me duele mucho cada vez que lo juego [ríe], tal vez tenga que ver con el futbol. Con el futbol que es mi materia literaria, el común y corriente, el del jugador a vuelta de la casa de uno, no el hiperprofesional como pudo tener la serie. No ese futbol.

eduardo sacheri entrevista

Eduardo Sacheri (derecha) – Twitter

SC: En un mundo que cada vez parece más ajeno a la lectura, ¿por qué seguir escribiendo?

ES: Yo creo que mientras la vida tenga la complejidad, lo arduo, lo confuso que tiene, el ser humano va a seguir necesitando del arte en sus distintas formas. En alguna forma más inmediata, instantánea y veloz como es lo audiovisual; en algunas formas distintas como es la música, distinta más etérea; y una forma más paciente y trabajosa y detenida como es la palabra escrita. Mas allá a de los vaivenes que tenga, no creo que podamos prescindir de que nos cuenten historias. Así que a mí me hace bien escribir o me haría peor no escribir y creo que a muchos lectores les pasa lo mismo así que no temo por el futuro de los libros.

Lo mucho que te amé ya está disponible en librerías mexicanas.

Videos

the vast of night trailer
Videos The Vast of Night: Traíler
da 5 bloods trailer
Videos Da 5 Bloods – Hermanos de armas: Tráiler
los ultimos dias del crimen trailer
Videos Los últimos días del crimen: Tráiler
lovecraft country trailer
Videos Lovecraft Country: Tráiler
Sector Cine
Podcast El cine mexicano en Cannes y en “la nueva normalidad”

Te puede interesar

eduardo rosa actor
Noticias Eduardo Rosa y el éxito inesperado
el callejon de los milagros musica
Noticias La música de El callejón de los milagros, a 25 años de su estreno
isabel burr la casa de las flores
Noticias Isabel Burr: La joven matriarca de La casa de las flores
el hubiera si existe covid19
Noticias El hubiera sí existe: La película mexicana que predijo el Covid-19

Comentarios

Eduardo Sacheri: La mente tras El secreto de sus ojos

10