Bienvenido

Sé parte de esta gran comunidad de cine en México.

Ingresa los datos y crea una contraseña
Personaliza tu experiencia
¿Ya estás registrado?

¿Cómo sobrevivir a ser adulto? El Diablo Viste a la Moda, una guía más vigente que nunca

Por: Foto: escenas de la película El diablo viste a la moda 04. Sep. 2020
0

Amor, dinero, responsabilidades y decepciones. ¿Por qué ser un adulto es tan difícil? Y más importante… ¿por qué una comedia dramática puede enseñarme a superar todo eso y más?

¿Me creerías si te dijera que una película te puede enseñar todo lo que necesitas saber sobre la vida adulta en una era moderna? Probablemente no, y no te culpo, pues es difícil sentir que tu vida cambió después de sentarte 109 minutos frente a una pantalla para ver cómo una recién graduada de la universidad atraviesa mil y un problemas solo para demostrarle a su explotadora jefa que merece estar en su puesto como asistente personal.

Todo esto sucede entre carísimas botas Chanel, espeluznantes regaños y tareas imposibles que pondrían a cualquiera en una situación incómoda.

El Diablo Viste a la Moda (2006) es una película que satiriza a titanes empresariales como Vogue mientras que hace resonar en nosotros un sentido de identificación difícil de ignorar, pues más de uno se ha visto metido en empleos que parecen solo torturarnos.

Suena descabellado, pero ciertamente esta película estrenada hace 14 años consigue transmitir lecciones de vida invaluables, y no solo eso, si no que hasta hoy en día se las arregla para evocar conversaciones importantes. ¡Toma nota! Aquí te dejo cinco lecciones de esta película para balancear tu corazón con tu carrera.

 

1: La moda no es simple vanidad, es una expresión personal

Cualquier fan de El Diablo Viste a la Moda recuerda vívidamente el monólogo que Miranda Priestley, la antiheroína perfecta; le dedicó a Andy Sachs, la protagonista, para que entendiese que usar ropa no es solo una obligación social que tenemos, sino que también forma parte de un ritual interpersonal en el que nos identificamos con nuestros atuendos y comunicamos algo de nosotros de forma no verbal.

Miranda hizo hincapié en que toda prenda tiene un proceso creativo y económico que es inescapable, sin mencionar lo sorprendente. ¿Quién no ha dudado de la importancia de la industria de la moda en algún momento?

Desde afuera puede parecer un simple negocio para gente rica que solo lucra gracias a las celebridades, pero la realidad es totalmente diferente, pues todos consumimos moda en mayor o menor medida y todos deseamos expresarnos auténticamente a través de nuestra ropa, ya sea siendo los góticos del barrio que solo se visten de negro para destacar o los más llamativos de la oficina, con colores brillantes y atuendos muy bien pensados que dejan a todos saber que nos importa mucho nuestra imagen personal.

¿Por qué intentaríamos rechazar o desprestigiar una industria así? ¿Por qué quisiéramos evitar expresar nuestro verdadero ser a través de la ropa? Andy es la primera en darse cuenta de que vestirse bien es sentirse bien, y también es la primera en cosechar los frutos de demostrarle respeto y aprecio a la industria en donde trabaja… aunque también es la primera en tener que defender su nuevo estilo de vida ante los demás, lo que nos lleva a la segunda lección.

2: Trabajas para ti primero y para otros después: créelo y todo irá mejor

Durante la película vemos como Andy vive bajo la constante presión de dos fuerzas insaciables: su vida personal y su vida profesional.

Al principio, cuando es una chica desempleada que claramente no tiene nada que perder, es alivianada y con un humor que desestima a cualquiera que se tome en serio un trabajo que no sea “ideal”, pero… ¡ajá!, todo cambia cuando ella sube la escalera corporativa, adquiere estatus y lentamente se ve transformada en una mujer profesional que es capaz de solventar cualquier problema en cuestión de minutos. Empoderada, estereotípicamente hermosa y segura de sí misma… suena genial, ¿no?

Lamentablemente para Andy, sus amigos no se toman bien esta transformación y empiezan a meterse con su dedicación a Runway, la publicación de moda en donde trabaja. Se molestan con ella por tomar llamadas importantes e incluso llegan al extremo de decirle que desconocen su versión exitosa y, honestamente, feliz. ¡Horror!

¿Por qué Andy debería sentirse mal si sus amigos desaprueban su nuevo trabajo? Ella está en un mundo lleno de oportunidades y éxito, ¿por qué es inaceptable que cambie? ¿Acaso debe ser siempre la misma persona para encajar en sus círculos sociales? ¿Por qué sus amigos no la apoyaron en vez de criticarla?

Los amigos de Andy no se quejaron cuando recibieron regalos caros, solo la atacaban cuando llegaba tarde por estar trabajando o cuando recibía atención de personas mucho más exitosas (o guapas) que ellos. ¡Por eso mismo hay que entender que nuestro trabajo es para nosotros! Nada de “¿qué pensará fulanito?”, lo haces por ti y por nadie más. Punto.

Es cierto que trabajar para uno mismo es un objetivo difícil de conseguir, en especial cuando hay que entender que no todo sucede sin poner de nuestra parte…

3: El amor y el éxito requieren sacrificios

Esta es una de las lecciones más importantes que la película nos ofrece, ¡y es una de las que deberíamos aprender con mayor rapidez en la vida! El crecimiento personal y el profesional no vienen de forma fácil, es más, ambos son increíblemente complejos de conseguir cuando uno llega a la adultez.

Miranda sufre de esto en la película y nos hace entender de dónde viene esa necesidad de realizar todo a la perfección. Por un lado está lidiando con su segundo divorcio, intentando mantener contentas a sus dos hijas (por más tiempo que pase lejos de ellas), y por otro lado está contraatacando un complot secreto dentro de su propia empresa que busca eliminarla de su puesto y volverla obsoleta en la propia industria que ella elevó hasta el cielo.

Su familia y su carrera se tambalean en varios momentos de la historia, por lo que ella toma la decisión de sacrificar su reputación. ¿Pensaban que la película tiene el nombre que tiene por gusto? No. Miranda decide volverse el diablo en los negocios para poder proveer a sus seres queridos y mantener el puesto que tanto trabajo le costó.

Andy tampoco se queda atrás, por más ridículas que hayan sido sus decisiones al final de la película, pues ella también toma dos decisiones que afectan su vida amorosa y su reputación solo para poder seguir escalando la escalera del éxito.

Cuando tiene la oportunidad de ir a París tiene que decidir entre su compañera Emily o su empleo… ¡y obviamente elige su empleo! ¡París! ¡La última frontera de la moda y de su línea de trabajo! La pobre Emily queda destrozada, sí, pero, bueno, pobrecita. Besos.

Por otro lado, y no menos importante, tenemos a Nate, el verdadero villano y enemigo del pueblo, una criatura egoísta que intenta dominar a Andy en más de una ocasión para que se subyugue a sus simples deseos de hombre básico, heterosexual y tonto. Naturalmente, es en este punto que vale la pena señalar un mantra que cualquiera debería seguir…

4: La carrera va por encima del romance

Este demonio que llamaremos Nate es el primero en decirle a Andy que ella no es apta para estar en Runway, desestimando no solo el sentido de la estética de su novia, sino el compromiso que tiene con sus ideales. Este supuesto “novio” se frustra con ella por trabajar arduamente, por llegar tarde a casa, por tener una dedicación superior a la de él en su trabajo.

¿Y cómo reacciona nuestra protagonista? ¡Sintiéndose inferior! ¡Inaceptable! Al menos Andy tiene la sensibilidad de mandarlo a volar e irse a París, y hasta ahí hablaremos de sus decisiones, porque si viste la película sabrás que luego se arrepiente de todo y vuelve arrastrándose a ese cuestionable hombre para pedirle perdón y rogarle que regresen. ¡Loca!

Cualquier adulto que se encuentre en una situación similar a la de Andy debería salir huyendo. Es inconcebible permanecer con alguien cuyo único objetivo es hacernos sentir menos por las decisiones que tomamos.

¡El amor de tu vida debe acompañarte en los momentos difíciles! No debe amenazar y ser pasivo agresivo si llegas tarde a su fiesta de cumpleaños por estar trabajando ¡Vamos, gente! Este 2020 hay que superar la cuarentena y la necesidad de depender emocionalmente de personas que no quieren vernos llegar hasta la cima, algo que no lograríamos si no crecemos con cada una de las experiencias rudas que nos suceden, ¿verdad?

5: Siempre se aprende de lo malo

Finalmente, y dejando claro que no busco justificar la explotación laboral o las relaciones tóxicas en la oficina, he de decir que lo que más se puede aprender de esta película es la capacidad que tenemos todos los seres humanos de sacarle lo bueno a una situación terrible.

Andy aprende millones de cosas por su paso en Runway, desde cómo resolver los problemas más complejos hasta cómo complacer a los clientes, jefes y compañeros más difíciles. Aprende a ser una persona plena, a vestirse como quiere sin sacrificar su comodidad, su estilo y su esencia. Aprende a lidiar con los obstáculos que arroja la existencia en cada momento y, como si fuese poco, aprende a alejarse, a dejar atrás y a ser sencillamente feliz con lo que tiene en el presente.

Ella nunca necesitó ropa cara, halagos u hombres preciosos para sentirse realizada, y lo descubre al final de la historia, cuando sus principios y valores se sobreponen a su empleo y decide alertar a Miranda del complot que busca destituirla. Por más que Andy haya actuado inocentemente, al descubrir que Miranda siempre tuvo todo controlado no le queda más opción que entender que su futuro no está al lado de su jefa, sino en el enorme mundo de oportunidades que ese trabajo le abrió.

Así que, con toda esta verborrea sobre una película que salió hace 14 años, los dejo con la misma pregunta con la que inició esta pieza. ¿Qué has aprendido de una película?

Videos

the vast of night trailer
Videos The Vast of Night: Traíler
da 5 bloods trailer
Videos Da 5 Bloods – Hermanos de armas: Tráiler
los ultimos dias del crimen trailer
Videos Los últimos días del crimen: Tráiler
lovecraft country trailer
Videos Lovecraft Country: Tráiler
Sector Cine
Podcast El cine mexicano en Cannes y en “la nueva normalidad”

Te puede interesar

Noticias 7 papeles de Pedro Infante por los que lo nominaron al Ariel
Noticias Mano de Obra, la cinta que ganó el Ariel a Mejor Ópera Prima tiene fecha de estreno en cines
Noticias El Rey León: Anuncian la secuela del ‘live action’ de Disney
Noticias Emma Corrin conquista como la Princesa Diana en las nuevas imágenes de The Crown

Comentarios

¿Cómo sobrevivir a ser adulto? El Diablo Viste a la Moda, una guía más vigente que nunca

10