Bienvenido

Sé parte de esta gran comunidad de cine en México.

Ingresa los datos y crea una contraseña
Personaliza tu experiencia
¿Ya estás registrado?

Emilio Portes, director de Belzebuth, nos cuenta cuáles fueron los principales retos para llevar una historia mexicana de terror a la pantalla grande

En exclusiva para Sector Cine, hablamos con Emilio Portes, director y coautor del guión de la película Belzebuth (2019). Una historia que se desarrolla en la frontera México – Estados Unidos y ha creado adeptos alrededor del mundo, reconociéndola como, tal vez, la producción de terror mexicana mejor lograda en los últimos años. 

 

Nos adentramos junto a Portes en la psique de la cultura mexicana para cuestionarnos: ¿Cómo crear historias de terror mexicanas que de verdad sean escalofriantes?

 

El director de cintas de comedias de terror como Pastorela (2011) y El Crimen Del Cácaro Gumaro (2014), reveló algunos de sus secretos para llevar a la pantalla grande historias de terror con la que todos los mexicanos nos sintamos identificados y queramos morir de miedo. 

 

Como en una ocasión, Joaquín Cosío, el actor que ha colaborado más veces con Portes, le dijo al director: “En México hasta los ateos son creyentes”, Emilio se ha dado a la tarea de retomar en sus películas historias apócrifas de la biblia para internarse en los miedos más profundos de los mexicanos. 

 

Para Portes, los mexicanos tenemos preprogramadas ciertas narrativas en nuestro disco duro que nos matan de miedo, y es con esto en mente que ha logrado producir con éxito la película Belzebuth

 

Desde cómo llevar a la pantalla grande una historia de terror, hasta algunos datos curiosos que se presentaron durante las grabaciones, Emilio Portes revela algunos de sus secretos para crear una exitosa cinta de horror.

1. ¿Cuáles son los retos más grandes para llevar a cabo una película de terror?

En el caso de Belzebuth la historia es muy católica. El reto está en escribir una historia clásica del diablo. Todo parte del guión de Luis Carlos Fuentes, que hace una adaptación increíble de la historia de Herodes en la biblia y la lleva al contexto actual. 

 

Más adelante, yo reescribo el guión con Luis Carlos para llevarlo a la frontera México Estados Unidos. El proyecto se fue permeando de una base que hace que la gente piense que lo que sucede en la película es real. 

 

Sus personajes son personas que se dedican a lidiar con el bien y el mal. Los dos oficiales que aparecen en la cinta no son ni buenos ni malos, pero les caen tragedias como las que se viven en la vida real: los infanticidios, por ejemplo, son de los problemas más grandes que enfrenta el país. 

 

La película está filmada de una manera muy clásica. El timing está planeado como una película de Hitchcock. Para empezar, es una cinta que trata de trabajar con las reglas del terror clásico. 

2. En tu experiencia, ¿cuáles son las narrativas que pueden aterrar más al mexicano?

En cuanto al terror, el catolicismo en nuestra cultura está arraigado en cosas más viejas. Primero es judío, antes babilónico y nos podemos ir hasta las fogatas. Lo que creo que es exitoso en el terror católico son todas las historias apócrifas; toda la historia del diablo, la demonología y los mitos que se adaptaron en la edad media.

 

La Santa Muerte también es un sincretismo católico. En el último acto de la película que sucede en un lugar al que nosotros le llamábamos el cuarto de las cruces, en cada una de sus esquinas representamos cuatro períodos o cuatro visiones de lo que podríamos llamar “religión mexicana”. 

 

En un lado estaba la católica repleta de vírgenes que respiran por sí solas, en otra esquina, está la Santa Muerte que como muchos sabemos ha permeado la cultura del narco, en otra los Malverdes y en la última los ídolos prehispánicos. 

 

En México somos tan supersticiosos con nuestras religiones que si las conocemos aunque sea un poco nos sugestionan de algún modo. Esto hace que la película funcione. El público mexicano trae tan preprogramadas estas cosas en su disco duro que es imposible que no te den miedo.

 

También debo incluir las narrativas y códigos de las películas del cine de terror clásico que también ya son parte de nuestra cultura. 

3.  ¿Crees que tus películas estén diseñadas únicamente para un público católico y mexicano?

 

No creo que sea una excepción, por ejemplo en Estados Unidos, Belzebuth está en una plataforma que se llama Shudder y ha tenido bastante popularidad; nos han hecho podcasts y continuamente nos escriben en Twitter para darnos buenas críticas. 

 

Nos han hecho comentarios que nos dan a entender que a ellos les fascina la historia por las narrativas basadas en el mismo terror cinematográfico y en las leyendas apócrifas católicas que también pueden darles miedo a los protestantes.

 

4. ¿Podrías revelarnos cuáles son algunos de los elementos principales para crear tus películas de terror mexicanas?

 

En Belzebuth hay algo que es interesante, algo que conecta con el público mexicano en particular son los problemas sociales que todo mundo ya conoce: la trata de personas, el narcotráfico, la violencia. 

 

Estos elementos son escenario en donde se van a desarrollar hechos aún peores. Pero la cinta está lejos de ser una narco película o una película que explote la miseria. No es la típica película mexicana donde los personajes son pobres para generar empatía o son narcos para darnos un paseo turístico por ahí. 

 

La historia está centrada en la de un hombre que pierde a su familia, va a enfrentarse con el diablo y que va a ser tentado por el mismo. Muchas veces siento que Belzebuth no es una película tan novedosa, pero sí es especial porque se cuenta desde este lado de la frontera, con estos miedos, iconografía y personajes. 

5. ¿Cómo llegaste al guión de la película, cómo te involucraste con él?

 

Pues el guión original de Luis Carlos Fuentes, y era un texto maravilloso del cual todos nos enamoramos. Era una adaptación muy inteligente y muy autóctona, de la historia del diablo con la narrativa de la matanza de los niños de Herodes, en esta lucha eterna de matar al mesías. 

 

Nos dimos cuenta que tenía mucho más sentido filmarla en la frontera que filmarla en la colonia Roma de la Ciudad de México con unos detectives chilangos. 

 

6. ¿Cómo logras el realismo de terror en tus películas?

 

Todo está en tener buenos actores. En realidad no hay mucho que decir, si el guión es muy bueno, todo se vuelve una participación con el equipo y los actores.

 

7. Como en muchas películas de terror, existen mitos o historias sobrenaturales que suceden durante las grabaciones, ¿existe alguno en Belzebuth

 

Pues algo horrible que sí nos pasó fue que en Belzebuth se nos trepó el dólar de 13 a 18 y se nos puso el pelo blanco a varios. De esos sustos había diario, sustos de terror. 

8. ¿Cómo ves el panorama del cine de terror en México?

 

El género de terror en México sigue muy desdeñado. Por ejemplo, que Joaquín Cosío no estuviera en las nominaciones de los Arieles pues es un poco inverosímil porque me parece que es de sus mejores trabajos como actor. Me parece que tiene que ver mucho con que no vemos como algo serio al cine de terror mexicano.

 

Los streamers tienen un poco más de visión, también Videocine tiene más este tipo de proyectos y está apostando por este género, pero de todos modos, este género está descuidado en nuestro país.

Videos

the vast of night trailer
Videos The Vast of Night: Traíler
da 5 bloods trailer
Videos Da 5 Bloods – Hermanos de armas: Tráiler
los ultimos dias del crimen trailer
Videos Los últimos días del crimen: Tráiler
lovecraft country trailer
Videos Lovecraft Country: Tráiler
Sector Cine
Podcast El cine mexicano en Cannes y en “la nueva normalidad”

Te puede interesar

Noticias 5 increíbles películas sobre vampiros que seguro nunca has visto
Noticias 7 películas de terror asiáticas que no te dejarán dormir
Noticias 5 películas que podrás ver en el festival Cinema Queer México para celebrar la diversidad
Noticias 5 Razones por las que How I Met Your Mother es mucho, mucho, mejor que Friends

Comentarios

¿Cómo se hace una buena película de terror en México?

10