Bienvenido

Sé parte de esta gran comunidad de cine en México.

Ingresa los datos y crea una contraseña
Personaliza tu experiencia
¿Ya estás registrado?

Cómo “Anastasia” fue el principio del fin para el imperio Disney

Por: Foto: 21. Nov. 2018
0

Hace 21 años llegó a las carteleras una película de animación tradicional que no parecía distinta a ninguna otra, excepto por algo insólito: no era de Disney.

Por Carlos Ochoa / @Charles_Ryder

 

Lo más probable, y a pesar de los años, es que cuando pensemos en películas animadas, las que más recordemos de forma inmediata sean las pertenecientes al poderoso emporio Disney, cuyo dominio abarca desde 1937 con el lanzamiento de Blanca Nieves y los siete enanos (Snow White and the Seven Dwarfs), en términos de animación tradicional, hasta propuestas recientes como La princesa y el sapo (The Princess and the Frog, 2009) o las pertenecientes a la modernización que llegó con la generación de imágenes tridimensionales por computadora como Moana (2016).

En otras palabras, este periodo comprende aproximadamente 80 años de producciones cuya fama, calidad y éxito las han convertido en parte de la cultura popular de todo el mundo, y le han otorgado a Disney un quizá bien merecido lugar como el principal referente de animación en la historia del cine.

La creación de personajes tan icónicos como sus inolvidables princesas, de temas musicales inolvidables y la producción intermitente de largometrajes ayudaron a cimentar su puesto desde la década de los 80, un proceso que culminó en un periodo de riqueza cinematográfica conocido como el Renacimiento Disney que se adueñó de las pantallas de cine y de los corazones de miles de críticos y personas alrededor del mundo de 1989 a 1999, años que incluyeron algunos de los más grandes clásicos de Disney, entre ellos los llamados cuatro grandes: La sirenita (The Little Mermaid, 1989), La bella y la bestia (Beauty and the Beast, 1991), Aladdín (Aladdin, 1992) y El rey león (The Lion King, 1994).

Disney

Sin embargo, el envidiable éxito de Disney y sus largometrajes durante estos años fue también lo que dio el último empujón a otros estudios para que se interesaran en darle a la animación una oportunidad, y a estudios más pequeños para que continuaran trabajando en grande. Es el caso de estudios como Pixar, que en mancuerna con Disney, dio justo en el blanco con Toy Story (1995) o Studio Ghibli, que tras entrar a lo grande con La tumba de las luciérnagas (Hotaru no Haka, 1988) iniciaron los 90 con una racha bastante exitosa en términos de crítica y audiencia.

Uno de los grandes estudios que se interesó por la animación fue nada más y nada menos que 20th Century Fox, quien en 1994 abrió su división de animación, 20th Century Fox Animation, con el objetivo de entrar a la contienda y hacerle competencia a Disney con una historia que recordara al estilo de las del ratón al que ya estaba acostumbrada la audiencia, con canciones pegajosas, un elenco de voces notable y secuencias icónicas. Es así como surge hace 21 años la querida Anastasia (1997).

20th Century Fox

Basada en la famosa leyenda urbana sobre la posible supervivencia de una de las hijas de los Romanov, la última familia en poder del trono ruso antes de la revolución que se apoderó del país en 1917, así como en la película homónima de 1956 producida por el mismo estudio, Anastasia se convirtió en todo un éxito alrededor del mundo gracias a la calidad de su animación, la novedad de su historia al revivir una leyenda que ya había quedado bastante olvidada y la creatividad con la que trató un tema tan sobrio como las consecuencias de la Revolución Rusa ‒con todo y las imprecisiones históricas en las que incurrió‒ mediante canciones bien logradas, personajes interesantes y desarrollados, así como por su similitud con las producciones de Disney con las que tanto anhelaba competir.

La joven huérfana que emprende un viaje para conocerse a sí misma y, en el proceso, encontrar lo que queda de su familia se convirtió en un personaje de culto con una popularidad equivalente al de las princesas de Disney, al grado de ser frecuentemente confundida como una de ellas, y la influencia de la película se mantendría a lo largo de todo lo que va del siglo 21 con un legado que ni siquiera Fox pudo haberse imaginado.

A pesar del éxito conseguido, la popularidad de 20th Century Fox Animation menguaría rápido tras el largometraje Titán A.E. (Titan A.E., 2000), una aventura espacial digna de un buena adaptación live action y que, pese a tener ciertos seguidores y una recepción de mixta a decente, terminaría por cerrar el estudio de animación de Fox para iniciar una nueva fase con Blue Sky Studios y apostar por la animación por computadora que traería éxitos como La era de hielo (Ice Age, 2002) y Rio (2011).

20th Century Fox

La apertura de la animación, sin embargo, ya estaba hecha, y con la llegada del nuevo milenio surgieron estudios con nuevas propuestas que buscaron distanciarse del estilo de Disney o Ghibli y posicionarse como opciones dignas de recibir la atención y el cariño del público. Pixar Animation Studios, como ya sabemos, adquirió una importancia sin precedentes gracias a su colaboración con Disney y ha producido una gran variedad de películas que prácticamente se han convertido en clásicos modernos, como Buscando a Nemo (Finding Nemo, 2003), Ratatouille (2007) y más recientemente Coco (2017), que si bien conservan todas las características de la casa del ratón, han sabido aprovechar sus cualidades únicas y ganarle terreno a algunas de las producciones a computadora hechas por la propia Disney como la olvidable Vida salvaje (The Wild, 2006).

Pixar Animation Studios

DreamWorks Animation LLC, la subsidiaria de animación de Universal Pictures, aplicó la misma estrategia de Fox y consiguió su gran película de animación tradicional a la medida de Disney con El príncipe de Egipto (The Prince of Egypt, 1998), una épica inspirada en la historia bíblica de Moisés y la liberación de los esclavos hebreos cuya popularidad y calidad le han valido ser considerada como una de las mejores propuestas de animación de finales de los 90 gracias a secuencias ya icónicas como el encuentro de Moisés con el arbusto ardiente, las Diez Plagas o a su portentosa banda sonora cortesía de Hans Zimmer.

Dreamworks Animation Studios

A esta le seguirían otros clásicos de corte tradicional como Spirit: El corcel indomable (Spirit: Stallion of the Cimarron, 2002) y sus primeras incursiones con animación tridimensional como Shrek (2001), Madagascar (2005) y, más adelante, Cómo entrenar a tu dragón (How to Train Your Dragon, 2010), cada una exitosa a su manera y estandarte de diversas franquicias que incluyeron juguetes, juegos de mesa y videojuegos, así como el añadir personajes icónicos al imaginario colectivo como Burro y Chimuelo. Lo mismo pasaría con el producto de Illumination, otro estudio de animación subsidiario de Universal creado en 2007 y que se volvería famoso por crear a los populares Minions a partir de Mi villano favorito (Despicable Me, 2010) y sus posteriores secuelas y spin-offs.

Dreamworks Animation Studios

Illumination Studios

Por su parte, Studios Ghibli continuaría creciendo durante la primera década del nuevo milenio con obras maestras de la animación japonesa como El viaje de Chihiro (Sen to Chihiro no Kamikakushi, 2001), El increíble castillo vagabundo (Hauru no Ugoku Shiro, 2004) y El cuento de la princesa Kaguya (Kaguya-hime no Monogatari, 2013), así como con propuestas alternativas en colaboración con otros estudios como La tortuga roja (La tortue rouge, 2016).

Studio Ghibli

La fuerza e influencia de Ghibli se haría presente en las producciones de otros estudios cuya popularidad también se ha incrementado con el paso del tiempo, como es el caso de Laika Entertainment, creadora de la oscura Coraline y la puerta secreta (Coraline, 2009), basada en la novela homónima de Neil Gaiman, y la reciente Kubo y la búsqueda samurái (Kubo and the Two Strings, 2016), cuyos peculiares estilos les valieron no solo el reconocimiento de la crítica, sino también un amplio número de seguidores y la posibilidad de contar historias mediante un stop-motion único y peculiar lleno de matices y texturas.

Laika Entertainment

Dejamos lo mejor para el final, ya que en Latinoamérica no nos quedamos atrás y hemos contribuido a la industria del cine animado con largometrajes igual de peculiares, como los de Ánima Estudios, fundado en 2002 en la Ciudad de México, y que a la fecha es el estudio de animación más importante y prestigioso de toda la región, con películas que van desde algunas inspiradas en caricaturas clásicas como Don Gato y su pandilla (2011), una coproducción entre México y Argentina basada en los personajes de Hannah-Barbera, hasta historias originales con matices adultos como Ana y Bruno (2017) y franquicias folclóricas como su serie de “Leyendas”, que incluye La leyenda de la Llorona (2011), La leyenda de las momias de Guanajuato (2014) y La leyenda del Charro Negro (2018), que además de entretener utilizan elementos históricos y populares propios de la tradición mexicana para presentarnos historias totalmente fuera de lo común y diferentes a las que nos tienen acostumbrados los estudios extranjeros.

Anima Studios

Con la llegada del nuevo milenio y la constante innovación tecnológica en cuanto a técnicas de animación que permiten llegar cada vez más lejos, no cabe duda que el cine de animación llegó para quedarse y que, a pesar de que Disney continúa siendo uno de los estudios más populares y para varios de sus competidores sigue siendo una especie de modelo de referencia, ahora es solo una de las numerosas y valiosas opciones cuyos productos podemos disfrutar en la pantalla grande o en la comodidad de nuestro hogar. Cuéntanos, ¿qué otros estudios conoces que hayan crecido en los últimos años? ¿Recuerdas a Anastasia o El príncipe de Egipto? ¿Cuáles son tus películas animadas favoritas?

 

Videos

DOS VECES TÚ ENTREVISTA
Videos Dos veces tú: ¿Cambiar de vida con otra persona?
y como es el trailer
Videos ¿Y cómo es él?: Tráiler
joaquin phoenix peliculas
Videos Joaquin Phoenix en el cine
jaime camil sandra echeverria loco por ti
Videos ¿En qué se parecen Joker y Loco por ti?

Te puede interesar

adrian uribe verguenza
Noticias Adrián Uribe protagonizará la serie Vergüenza
Platino Industria
Noticias Platino Industria, nuevo espacio de encuentro entre audiovisual, turismo y educación
películas sobre perros
Noticias 10 películas sobre la relación entre perros y humanos
harrison ford poster firmado
Noticias ¿Cómo fue para Harrison Ford trabajar con un perro CGI en El llamado salvaje?

Comentarios

Cómo “Anastasia” fue el principio del fin para el imperio Disney

10