Bienvenido

Sé parte de esta gran comunidad de cine en México.

Ingresa los datos y crea una contraseña
Personaliza tu experiencia
¿Ya estás registrado?

‘Como agua para chocolate’, la olla donde se coció el Nuevo Cine Mexicano

Por: Foto: Como agua para chocolate - Fote de Michael Ochs Archives/Getty Images 22. Jul. 2020
0

Estas son las tres poderosas razones por las que esta icónica película mexicana se convirtió en un parteaguas para el cine de su época

Cuatro comensales se sientan alrededor de una mesa a disfrutar de un platillo exótico y seductor; codornices en pétalos de rosa. Comen sin prisa y disfrutan cada bocado como si fuera el primer banquete de sus vidas. De pronto, todos ellos empiezan a sentir un calor incontrolable, un hormigueo en la entrepierna, un temblor en los tobillos. El preámbulo de la relación sexual. Nadie se explica lo que sucede, solo una de ellas, la cocinera, comprende lo que pasa: las espinas de alguna de las rosas que usó para cocinar (un regalo del esposo de su hermana, de quien está completamente enamorada) le rajaron el pecho cuando las abrazó con fuerza, aferrándose a ellas luego de que su mamá le exigiera que las tirara a la basura. 

 

Su sangre caliente se había colado en la salsa usada para las codornices. Entonces, quienes probaron ese “manjar de los dioses” se zamparon también todo lo que ella tenía en sus entrañas: deseo, tensión sexual, ganas abrumadoras de estar con el amor prohibido (plot twist: un amor correspondido pero impedido por una madre conservadora y dura como peña). 

 

Como buena mexicana, la escritora Laura Esquivel descubrió en la comida un poder místico tan apabullante (capaz de curar, sanar y desatar los sentimientos más recónditos) que no dudó en usarla como hilo conductor en Como agua para chocolate, entrañable novela que se convirtió en una piedra angular del realismo mágico en la literatura del país. No es para menos, los mexicanos solemos basar nuestras conversaciones en los alimentos más pobres, deliciosos, simples y cotidianos; nos reunimos con el pretexto de probar recetas old school, recorremos kilómetros y kilómetros para degustar caldos ancestrales en alguna de las penínsulas y compartimos los chismes más picantes mientras esperamos que los guisos estén listos. 

El impacto del libro fue tal (es probable que exista un ejemplar de la novela en todos los hogares mexicanas) que finalmente fue llevada a la pantalla grande de la mano del director Alfonso Arau y de quien hoy ha formado una dupla magistral con Alejandro González Iñárritu: el director de fotografía Emmanuel Lubezki, mientras que el guión estuvo a cargo de la propia Esquivel, quien logró capturar la esencia de la novela, algo que muy pocas veces sucede cuando un libro se adapta a su versión cinematográfica. 

 

En 1992, el filme llegó a las salas de cine como un heraldo que anunciaba el fin de los sinsabores que habían dejado las producciones cinematográficas de las últimas décadas, escombros que dejó la grandiosa Época de Oro. En menos de dos horas, le dio una nueva oportunidad a los aficionados del cine y puso fin a las historias simplonas, descuidadas en cuanto a su calidad de producción y dirección que abundaban hasta entonces. Así fue como se convirtió en la llave que abriría la puerta al Nuevo Cine Mexicano, que  terminaría por consagrarse con filmes como El callejón de los milagros (1995), Perfume de Violetas (2001), Amores Perros (2000) y Y tu mamá también (2001)

 

Pero, ¿por qué esta cinta logró esa apertura?

Historia poderosa, con alma y sazón

 

Para empezar, una narrativa basada en el amor y la comida (y en el amor a través de la comida) resulta atractiva por lo obvio; son dos cosas de las que siempre queremos más. Más allá de lo cursilona que puede resultar la frase que ‘Pedro’ le dice a ‘Tita’: “El amor no se piensa, se siente o no se siente”, esta reúne la esencia del filme mismo, pues sucede lo mismo con la comida. No lo pensamos, le entramos sin temor, sin pensar si estará demasiado salado o amargo. Uno deglute primero sin miedo a que le rompan el corazón

 

Además, los temas centrales que aborda la película tenían mucho más picor que cualquiera de las películas de ficheras, luchadores, comedias para adultos y albures que la antecedieron: una casa liderada por mujeres y para mujeres que poco a poco deciden rebelarse; una de ellas escapa con un general de la Revolución Mexicana, otra más se aferra al hombre que ama, aunque este se haya casado con su propia hermana y una madre que, a pesar de las apariencias conservadoras, tuvo a una de sus hijas fuera del matrimonio con un mulato. Feminismo, revolución sexual, matriarcado. ¡Qué mejor!

 

Esto pudo lograrse gracias a la pluma de Laura Esquivel, quien fue elegida por su esposo, Alfonso Arau, para adaptar su novela, tarea nada compleja si tomamos en cuenta que antes de consagrarse como novelista, ella empezó escribiendo guiones, como el de la película Chido Guan, el Tacos de Oro, que le valió una nominación a mejor guión en los Premios Ariel. 

La fotografía y producción: 

A diferencia de las películas de la década de los 70 y 80, que sufrieron los estragos de la crisis económica, que dejaron de recibir apoyo gubernamental y que no recibieron los estímulos del Instituto Mexicano de Cinematografía (IMCINE), creado en 1983, Como agua para Chocolate contó con una dirección de fotografía genial, con la que no solo se cuidó y mejoró la calidad de las imágenes, tomas y lenguaje cinematográfico en general, sino que también retrató con dignidad los elementos de la cultura popular mexicana. Esto fue gracias a la mancuerna formada por Arau y Emmanuel Lubezki, quien un año antes había trabajado en Sólo con tu pareja

 

El retrato de los los paisajes, la cultura en los años de la Revolución, los paisajes norteños, las costumbres de la época, la música y por supuesto la gastronomía mexicana, lograron que la cinta se abriera paso en premiaciones cinematográficas internacionales (fue nominada al Globo de Oro por mejor película extranjera, a los Premios Goya por mejor película extranjera de habla hispana y a los BAFTA por mejor película de habla no inglesa) y que los amantes del cine extranjeros voltearan a ver a México como un país capaz de ejecutar producciones memorables. Con este filme, ‘Chivo’ ganó el Ariel a Mejor fotografía y su obra también empezó a reconocerse en otros rincones del orbe.

 

Caras frescas en pantalla

 

El reto de elegir a los protagonistas de una historia basada en un libro no es nada menor, pues siempre se pueden herir susceptibilidades y decepcionar a los fanáticos de la historia. Sin embargo, algo que elogiaron tanto los críticos como los espectadores en su momento fue el acierto en el reparto, pues a diferencia de otros filmes de la época, tuvo una elección fresca e innovadora, presentando nuevas caras y oportunidades actorales al público ávido de historias inéditas. 

Lumi Cavazos, una actriz poco conocida hasta entonces, le dio vida a ’Tita’. Para muchos fue una gran sorpresa, pues logró captar la “dualidad” de la protagonista; logró transmitirnos ese enojo y desesperación de vivir atada a su a su madre pero también rescató esa esencia tierna, amorosa y apasionada que la hizo esperar a ‘Pedro’ hasta el fin de sus días. Gracias a este filme ganó el premio a mejor actriz en el Tokyo International Film Festival y en el Festival de Gramado de Brasil. 

 

Otra elección interesante fue la de Marco Leonardi, quien le dio vida a ‘Pedro’, el gran amor de ‘Tita’, un actor de origen italo-australiano, para quien se requirió un actor de doblaje, pues no hablaba español. Claudette Maillé, quien encarnó a ‘Gertrudis’, también fue una cara fresca y quien por ese papel ganó mejor coactuación femenina en los Premios Ariel. 

 

Por eso, este filme reconfortó a los consumidores de la época y recuperó la calidad para el cine mexicano, así como ‘Tita’ recobró la cordura con un caldo de colita de res cuando estaba a punto de callar para siempre. 

Videos

the vast of night trailer
Videos The Vast of Night: Traíler
da 5 bloods trailer
Videos Da 5 Bloods – Hermanos de armas: Tráiler
los ultimos dias del crimen trailer
Videos Los últimos días del crimen: Tráiler
lovecraft country trailer
Videos Lovecraft Country: Tráiler
Sector Cine
Podcast El cine mexicano en Cannes y en “la nueva normalidad”

Te puede interesar

Noticias 5 increíbles películas sobre vampiros que seguro nunca has visto
Noticias 7 películas de terror asiáticas que no te dejarán dormir
Noticias 5 películas que podrás ver en el festival Cinema Queer México para celebrar la diversidad
Noticias 5 Razones por las que How I Met Your Mother es mucho, mucho, mejor que Friends

Comentarios

‘Como agua para chocolate’, la olla donde se coció el Nuevo Cine Mexicano

10