Bienvenido

Sé parte de esta gran comunidad de cine en México.

Ingresa los datos y crea una contraseña
Personaliza tu experiencia
¿Ya estás registrado?

Con una sólida trayectoria en teatro, Adriana Llabrés se propone conquistar el cine y, con la película Yo, Fausto, su trabajo viajará hasta El Cairo.

Por Adriana Llabrés

Psiquiatra o actriz. Esas eran las dos alternativas que Adriana Llabrés se planteaba sobre su futuro hace unos años. Aunque disimiles, estas opciones no estarían del todo separadas años después de que se decantara por la segunda profesión. En Yo, Fausto (Julio Berthely), interpreta a la pareja de un hombre con esquizofrenia.

“Mi personaje es Ana, la novia que adora a Fausto. Son una pareja estable, se quieren mucho, tienen planes a futuro, hasta que él decide irse a Barcelona a llenar sus sueños de ser fotógrafo. Y lo que se suponía que iba a hacer solo por un rato, es un corte radical que hace Fausto, dejando las cosas buenas en su vida y eso involucra a Ana”, comparte en entrevista con Sector Cine.

Su acercamiento a la psique humana, gracias a una tía con la que elucubraba sobre las motivaciones de las personas, la llevó a entender mejor a los personajes que se mueven alrededor de Ana. Al cuestionarla sobre el acercamiento a la masculinidad en esta película, por ejemplo, Adriana contesta:

“Creo que es importante hablar de eso. Creo que la masculinidad es muy seguido confundida con el machismo; la masculinidad es una cosa hermosa, el machismo y la misoginia no me gustan, no lo apruebo. Esta historia sí se enfoca en un hombre que sí ve sus sueños, más sensibles y  artísticos, desaprobados por el papá, que es el único que Fausto cree que le puede llegar. Fausto renuncia a sus ideales artísticos y sensibles, que son vistos como algo más femenino, y son desaprobados por un papá castrante, que es alegoría del diablo.

Pienso que está interesante hablar de cómo sí hay que proteger las partes sensibles y artísticas de los hombres. Y como mujer, participando en proyectos que hablen de eso, me suma y me importa.”

Adriana Llabrés

Yo Fausto – Cortesía

Formada en Londres y en Nueva York y con una carrera sólida en teatro, curiosamente, nunca había interpretado una adaptación de Fausto, la tragedia de Johann Wolfgang von Goethe, una de las obras más representadas de las artes escénicas. Sólo había repasado la versión de Doctor Fausto, de Christopher Marlowe, para un ejercicio escolar, “pero no me fue muy bien, porque no entendí muy bien la tarea y más bien les conté el resumen”, recuerda entre risas.

La oportunidad de acercarse a este clásico viene de la mano del cine, su próximo escenario a conquistar, después de participaciones en películas como La habitación y Leona. Con Yo, Fausto, su trabajo viajará hasta Egipto, pues la cinta forma parte de la sección International Panorama del Festival de Cine de El Cairo, en una edición que además tiene a México como país invitado.

“Quiero ver cómo es mi vida sin hacer teatro, enfocándome en hacer cine y algo de televisión también. Mi expectativa del próximo año es seguir haciendo cine, este año me ha ido muy bien”, menciona Adriana Llabrés, a quien también veremos próximamente como la versión joven del personaje protagónico en la nueva cinta de Ernesto Contreras, Cosas imposibles.

Videos

la casa de las flores 3
Videos Lo que sabemos de la tercera temporada de La casa de las flores
la casa de papel 4
Videos La casa de papel – Cuarta temporada: Tráiler
jungle cruise trailer
Videos Jungle Cruise: Tráiler
veinteañera divorciada y fantastica elenco
Videos Casado, divorciado o de ‘roomie’ con el elenco de Veinteañera, divorciada y fantástica
Sector Cine
Podcast Encierros, plataformas de streaming y el peso del Covid-19 en el mundo cinematográfico

Te puede interesar

Noticias “Podemos juzgar a las historias que contamos”: Johanna Murillo
mariana di girolamo ema
Noticias Ema: Entrevista con Mariana Di Girolamo
eduardo sacheri entrevista
Noticias Eduardo Sacheri: La mente tras El secreto de sus ojos
barbara lopez entrevista
Noticias Una chica desenfrenada: Entrevista con Bárbara López

Comentarios

Adriana Llabrés: Entre el teatro y el cine

10