Bienvenido

Sé parte de esta gran comunidad de cine en México.

Ingresa los datos y crea una contraseña
Personaliza tu experiencia
¿Ya estás registrado?

12 películas del Cine de Oro mexicano que debes ver antes de morir

Por: Foto: Escenas de El ángel exterminador, Macario y Doña diabla 04. Sep. 2020
0

Estas cintas son imprescindibles no solo por sus historias y personajes, sino también porque reflejan al México del pasado con total claridad.

Por lo menos tres décadas dieron pie a una de las etapas más prolíficas del cine mexicano. De los años 30 a los 60 del siglo pasado, personalidades como Pedro Infante, Jorge Negrete, Sara García, Marga López, Miroslava, Silvia Pinal, María Félix y Cantinflas formaron parte de una generación de actores que llevaron a la pantalla grande historias tan originales como inolvidables.

 

La prolífica afluencia de escritores de historias clásicas como Roberto Gavaldón, Ismael Rodríguez y Juan Bustillo Oro, entre los nombres más famosos, dejaron huella en la cultura mexicana hasta nuestros días. 

 

La siguiente lista de películas te dará un panorama general de los mejores proyectos cinematográficos hechos en México a mediados del siglo pasado, son tesoros del tiempo que dejaron la huella de la vida cotidiana y los problemas sociales y políticos de una época entera en nuestro país.

 

1. Los Olvidados (1950):

La cinta en sí es uno de los más grandes registros del México del siglo XX, cuando a mediados de la centuria pasada, la modernidad llegó a las grandes ciudades y a la pobreza se le relegó y olvidó, enviándola a sus márgenes. 

La película retrata la vida de un lugar sin ley, en el que Jaibo (Roberto Cobo) escapa de una correccional y se reúne con un amigo, Pedro (Alfonso Mejía). Jaibo mata a Julián (Javier Amézcua) un chico que, según él, fue quien lo delató.

La vida de los dos muchachos está llena de esfuerzos frustrados y resentimientos familiares. La trama de la película deja ver que en sí, las personas en la historia están en un callejón sin salida, en donde su vida, desde que empieza sin ningún privilegio, termina en una tragedia irremediable. 

 

2. Río Escondido (1948):

María Félix encarna una historia icónica al protagonizar el papel de una devota maestra rural, cuando el presidente, quien simula ser Miguel Alemán, pide a los profesores de la nación llevar la educación moderna a los lugares más recónditos del país. En pleno inicio del Milagro Mexicano, las narrativas del cine de esta época buscaban reflejar las ganas de progreso que el gobierno y la sociedad mexicana tanto habían anhelado.

En esta película, Rosaura (María Félix) entra en problemas con el corrupto cacique del pueblo al que llegó por el choque entre las ideas progresistas de esta y las rancias y corruptas costumbres de aquel.  

3. Simitrio (1960)

Don Cipriano (José Elías Moreno), un profesor casi ciego de una escuela rural, protagoniza una de las historias más entrañables y tristes del Cine de Oro mexicano. En la cinta, Don Cipriano va formando una relación afectiva muy grande con uno de sus alumnos, Simitrio. Tiene grandes expectativas sobre su futuro, se lo imagina siendo un abogado, un arquitecto o hasta un médico. 

A diferencia de Río Escondido, esta cinta refleja el sistema fallido de educación mexicano, tan explotado en el cine durante años. La historia es paradójica porque mientras el profesor fantasea con un gran futuro para su alumno favorito, Simitrio ya había muerto varios meses atrás ahogado en un río. Los demás niños del colegio mintieron al profesor por pena a dejarlo en ridículo. Lo que empezó como una mentira piadosa, terminó siendo un drama terrible.

 

4. Angelitos Negros (1948) 

De las pocas películas mexicanas que tocan temas raciales, este drama es uno de los más famosos del Cine de Oro mexicano por su tratamiento crudo y verdadero. 

La película cuenta la historia de una pareja, ambos blancos, y su primera hija, una niña negra. La cruel madre lo culpa a él por sus orígenes consanguíneos, pero la que sufre terriblemente y carga la culpa del racismo de su madre es Belén, la pequeña.

5. Aventurera (1949)

Tal vez la película más icónica del cine de “rumberas”, quienes eran actrices que entretenían en escenarios en vivo al público. Ninón Sevilla interpretó a Elena Trejo, una joven ingenua que cae en las manos de un proxeneta y la lleva a trabajar a una casa de citas.

 

El cine de rumberas es un género fascinante y extraño. La vida de estas mujeres desafiaba la moral de la época con mujeres independientes e inalcanzables.

6. Doña Diabla (1949) 

Una de las cintas más icónicas de María Félix sería esta en donde da vida al personaje que le ganó la fama de femme fatale. Una rica y joven mujer divorciada atrae a un sin fin de pretendientes que buscan su belleza y dinero, pero que nunca logran llegar más allá de la fachada de hielo de La Doña. 

Esta cinta, con una mujer divorciada en las vísperas de iniciar la década de los 50 fue una de las más comentadas durante años, así mismo, María Félix lograría inmortalizar esta imagen hasta sus últimos días. 

7. Tizoc (1957)

Este clásico mexicano ganó el Globo de Oro al premio a Mejor película de habla no inglesa. Interpretada por María Félix como una mujer criolla y Pedro Infante como un indígena profundamente enamorado de ella, guarda una de las frases más icónicas jamás producidas en el cine mexicano: “Yo ti quero más que mis ojos, pero quero más a mis ojos porque mis ojos ti veron”.

8. Macario (1959)

La primera cinta mexicana nominada al Oscar como Mejor película de habla no inglesa, narra la historia de un indígena en la Nueva España en pleno día de muertos. La cinta, con una crítica al catolicismo de la época, es protagonizada por Ignacio López Tarso, quien debe enfrentarse a personajes como el diablo, la muerte y el mismo Dios.

9. El Ángel Exterminador (1962) 

Esta cinta surrealista hace una crítica social a la burguesía de mediados del siglo pasado. Después de acudir a la ópera, un grupo de adinerados burgueses se reúnen y hacen una fiesta en la que extrañamente (y no por causas de fuerza mayor) ninguno logra salir de la habitación en la que están confinados. Al transcurrir la cinta, los buenos modales se desvanecen y su verdadero ser sale poco a poco a la luz. 

10. Ahí está el Detalle (1940)

Para muchos, la mejor película de Cantinflas. En ella, el entrañable personaje visita a su novia por primera vez en la mansión donde trabaja como empleada doméstica. Cantinflas debe ganarse una cena gratuita en casa de los patrones de su novia solo si está dispuesto a matar al perro de la familia que tiene rabia. 

11. Nosotros los Pobres (1947)

Pedro Infante da vida a Pepe el toro, el entrañable personaje que pierde a su hijo en un incendio y a quien le debemos el famoso grito “¡Toritooo!”.

Esta crítica social a la crueldad de la burguesía de la época marca un antes y un después en la vida de Infante, consagrándose como uno de los íconos más famosos del pueblo mexicano con el tema “Amorcito Corazón” 

12. Gángsters contra Charros (1947)

Del género de gángsters, los maleantes urbanos de la época, tal vez esta película sea la más famosa de todas. En ella, Jhonny Carmenta, pretende conquistar a una famosa rumbera que es novia de otro sujeto llamado El charro del arrabal. Su rivalidad los llevará a causar grandes problemas en su barrio. 

 

 

Videos

the vast of night trailer
Videos The Vast of Night: Traíler
da 5 bloods trailer
Videos Da 5 Bloods – Hermanos de armas: Tráiler
los ultimos dias del crimen trailer
Videos Los últimos días del crimen: Tráiler
lovecraft country trailer
Videos Lovecraft Country: Tráiler
Sector Cine
Podcast El cine mexicano en Cannes y en “la nueva normalidad”

Te puede interesar

Noticias Aquí están todos los ganadores de los premios Ariel 2020
Noticias 7 datos curiosos sobre las mejores películas de terror de la historia
Noticias De Ratched a American Horror Story, los personajes más oscuros de Sarah Paulson
Noticias 5 películas japonesas tan buenas como las de Studio Ghibli

Comentarios

12 películas del Cine de Oro mexicano que debes ver antes de morir

10